lunes, 11 de diciembre de 2017

Una pequeña experiencia...

En este puente de la Inmaculada nos han visitado un grupo de Algemesí (Valencia). Ellos nos han proporcionado tener una pequeña experiencia de lo que se vive en Taizé. Ha sido una gracia poder vivirlo y además con estos jóvenes con los que nos sentimos muy vinculadas.

Cuando me encontraba sentada con ellos en la moqueta de nuestro oratorio me surgía una pregunta, que se la lanzaba a Jesús ¿Cómo nos ves tú, Jesús, a todos nosotros que estamos aquí adorando tú cruz?  La mirada de Dios siempre va más allá de lo que a simple vista podemos ver o entender.

Que en este tiempo de adviento nos miremos a nosotros mismos en los ojos de Dios, es decir mirar en los ojos de Dios e intentar descubrir como Él me mira.




viernes, 8 de diciembre de 2017

María: lo pequeño...

Si hoy miramos a María podemos descubrir cuáles son las preferencias de Dios: LOS PEQUEÑOS, LO QUE NO CUENTA. El futuro de la humanidad se decide en un lugar desconocido, pequeño, insignificante. ¿Qué nos quiere decir esto? Que si alguna vez nos sentimos insignificantes, que parece que no contamos en nuestro circulo de amigos, conocidos, vecinos o se nos hace el vacío, ¡¡¡tranquilo!!! Entra dentro de tú corazón y por labios de María escucha: ¡¡¡ El camino de Dios y del Evangelio pasa por la pequeñez, por el sufrimiento, por el vacío y la humildad!!! El ejemplo nos lo dio María; Ella fue capaz de recibir la plenitud de la GRACIA.

domingo, 3 de diciembre de 2017

XI Encuentro Monástico...





Se podía ver tras las ventanas de la hospedería la nieve que cubría las pequeñas montañas y los tejados de las casitas. Este temporal no asustó a Inés, ni a Magdalena, ni a Eva que asistieron ayer día 2 a un nuevo encuentro monástico.

Como siempre un encuentro lleno de sorpresas. Esta vez la Palabra de Dios nos descubrió de mano de Marta y de María cómo es más fácil renunciar a nuestras posesiones que renunciar a nuestras preocupaciones; estas con nuestro miedo a ser menospreciados, pisoteados, humillados... son mucho más nosotros mismos que las posesiones.

Al final brotaba un clamor: ¡Señor, líbranos de nuestras preocupaciones inútiles que nos impiden hacer lo que Tú y los demás nos pedís realmente!

Tras un tiempo de Exposición al Santísimo se dio paso al diálogo sobre una reflexión titulada: ¿En qué coche me subo? Había un sentir general y es que cada una lleva su vida, siempre guiada por la mano de Jesús, aunque a veces las circunstancias pesan mucho.

Los puntos que se sacaron y que a las que participaron las dirá mucho:

- quererse a sí misma;
-conocerse por dentro;
-vivir el momento presente;
-a veces hay que bajar a personas de nuestro propio coche, el que una misma conduce;
-el ser feliz no es sinónimo de que todo salga bien, en medio del sufrimiento ¿cómo ser feliz?;
-buscar a la persona que te pueda ayudar;
-no apagar las emociones, los sentimientos;
-cuando hay mucha negatividad es mejor alejarse, por el bien propio y del otro;

Otro momento fuerte fue cuando celebramos con la comunidad las primeras vísperas de Adviento. Cuando se bendecía la corona de Adviento, los salmos y las lecturas fue un buen momento para comenzar el Año litúrgico.

Inés, Magdalena y Eva ¿viviremos este adviento como María o como Marta? Así será nuestra Navidad.

Gracias por participar. Oramos por vosotras y por todos los que otras veces han venido y que esta vez por diversas circunstancias no habéis podido venir: Abel, Flor, Isabel, Inés Isabel, Mercedes...




domingo, 26 de noviembre de 2017

¿Qué elijo?...

¿Cómo mira Dios nuestra vida? Ésta puede ser una buena pregunta lógica para hacerse al final del año litúrgico y que además el texto evangélico sobre el juicio final aclara. ¿Tendrá Dios un ordenador con una multitud de datos personales almacenados? ¿Organizará un lento proceso considerando y contabilizando pros y contras?... surgen una y mil preguntas. Pero, nada de eso, nos dice Jesús. La decisión nos desconcertará por lo breve, rápida y sencilla: "Tuve hambre y me diste de comer: pasa adelante". Es decir, nuestra vida depende de Mt 25,40: "Cada vez que hiciste el bien con un hermano mío de esos más humildes, lo hiciste conmigo".

Sólo por el camino del servicio y la fraternidad se encuentra a Cristo Rey. Ante este texto puede asaltarnos una dificultad que el Reino de Dios es un mundo de gente que ayudar y gente que ayudan, y no es así. El Reino de Dios se realiza cada vez que elegimos AMAR Y SERVIR de múltiples formas. Entonces, escogemos a Jesús por rey. El Rey de la Vida.


jueves, 16 de noviembre de 2017

Amor apasionado...

Después de encontrarse con el “Joven” su espiritualidad brilla por la esponsalidad. Lo vemos en todos estos pasos: “primero, la iluminación de su corazón por la presencia visible de Jesús en él que la capacita para penetrar en el conocimiento de Dios[1]; la inhabitación del Señor en su alma[2]. Después la transformación, mediante la impresión de sus llagas que la capacita para la compasión de su amor[3]; la herida de amor con la saeta que atraviesa su corazón inflamando del alma de ansias insaciables[4]; el intercambio de corazones[5]; la impresión de Cristo en la cera de su alma hasta recuperar “la imagen y semejanza” originaria[6] por una unión tan íntima “que se sentía metida en las entrañas de su amado”[7]. Culminando todo en la plenitud de comunión, en la unión de gozo consumado e intimidad fruitiva del amor esponsal de la visión del rostro divino, en su mirada llena de amor entrañable, en el “abrazo” que comunica al alma ”la alegría de sosegado reposo” y en su “ósculo”[8]. Corroborado todo en desposorio espiritual con la entrega de los siete anillos[9]por el que la existencia de Gertrudis queda cristificada.”[10]

Si se tuviera que condensar toda la espiritualidad de Gertrudis la Magna en dos palabras, lo diría así: AMOR APASIONADO. Creo que ello lo dice todo. Estamos ante una mujer que como tal tiene una sensibilidad abierta al Espíritu Santo que la llevó al Corazón de Dios y es a esto a lo que nos invita.






[1] Memorial  2
[2] Memorial 3,14
[3] Memorial 4
[4]  Memorial 5
[5] Memorial 23
[6] Memorial 7. Es una doctrina clave que desarrolla la escuela cisterciense: San Bernardo…
[7] Memorial 6
[8] Memorial 21
[9] Memorial 8
[10] K. SARATXAGA, Místicas cistercienses,  Cistercium  nº 213 (1998) 1063. 220 p.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Dentro...

Hay una historia que me impresionó, os la cuento:

"Un anciano contaba a su nieto la historia de una batalla. Hijo mío, la batalla es dentro de nosotros, uno es malvado, es triste, es ira, es avaricia, es arrogancia, es resentimiento... El otro es bueno, es alegría, es paz, es amor, es ternura... El nieto lo meditó por un minuto, y luego preguntó a su abuelo,  ¿qué lobo gana? El anciano le respondió: ¡Aquel al que tú alimentas!


¿Cómo anda de aceite mi lámpara?
¿La lleno de pensamientos negativos o positivos?





domingo, 5 de noviembre de 2017

X Encuentro Monástico...

Hay momentos en que las palabras se quedan cortas y no pueden expresar lo que vivimos. Esto es lo que me ocurre al querer escribir sobre la experiencia que vivimos ayer en el X Encuentro Monástico. Un gracias a Inés de Burgos, Abel, Magdalena, Isabel, Flor, Mercedes, Inés de la Rioja y Eva es realmente pobre, por eso podríamos decir ALELUYA por los que participaron en dicho evento.

Se dividió el día en cinco momentos importantes: Primero, la liturgia con la comunidad, donde el ritmo de la salmodia nos ayudaba a confrontar nuestra vida. El segundo, fue la reflexión con Lucas que nos llevo a reconocer a Teófilo, y en él a nosotros mismos. Descubrir mi presente; quién es Dios que me lleva a confiar en Él; cómo con Él todo se invierte; y la presencia del Espíritu Santo como esa promesa que se cumple ya y que nos lleva a la liberación. Todo desde el Kerigma.
Un tercer momento era el compartir fraterno; hace falta bien poco para poder estar reunidos y disfrutar de la presencia de cada uno y del don que es cada hermano en este encuentro. El cuarto es el poder que irradia Jesús en la custodia, los cantos y cómo Jesús nos bendecía a cada uno fue muy ungido. Como final, el coloquio de los participantes sobre el tema de la mariposa; dicho relato resultó ser un manantial de experiencias, os presentamos brevemente los puntos que salieron:

- Las críticas: depende de la manera de decir las cosas. Hay críticas que ayudan a reflexionar y cambiar. En un momento nos puede doler pero luego si te paras a pensarlo y ves la verdad de la situación se produce un cambio. Por el contrario, hay críticas que nos destruyen y dejan una profunda herida en nuestra vida.

- El cambio tanto interior como exterior en nuestra vida puede hacer cuestionar a los demás.

- La experiencia de la soledad es dura, pero es una realidad que todos experimentamos. Hay momentos de vacío y soledad, y más en la sociedad en que vivimos donde hay una gran falta de afectividad, a esto se añade el aislamiento que se constata continuamente.
Sacamos una conclusión: no dejar solo al otro, preocuparse y hacerle ver que estás ahí a su lado puede ayudar a que ese vació sea menos duro.

- Otra experiencia que nos impresionó fue, cómo leer la Palabra de Dios diariamente lleva a tener un compromiso más serio en la vida cristiana. Se nos animó a hacerlo y coger notas que son como diamantes que iluminan en el camino de la vida.

GRACIAS A LOS PARTICIPANTES.

¡¡¡ OS ANIMAMOS A QUE TÚ QUE LEES ESTE EVENTO PARTIPES EN EL PRÓXIMO ENCUENTRO MONÁSTICO, QUE SE REALIZARÁ EN DICIEMBRE!!!